Remedios Caseros y Ejercicios para Dejar de Roncar

Hay muchas cosas que puede hacer por su cuenta para ayudar a detener los ronquidos. Los remedios caseros y los cambios de estilo de vida pueden ser la mejor solución para resolver el problema.

Cambios en la dieta para dejar de roncar

Baje de peso. Perder aunque sea un poco de peso puede reducir el tejido graso en la parte posterior de la garganta y ayudarle a disminuir o incluso a dejar de roncar.
El ejercicio también puede ayudar a detener los ronquidos. Hacer ejercicio para tonificar los brazos, las piernas y los abdominales, por ejemplo, también conduce a la tonificación de los músculos de la garganta, lo que a su vez puede conducir a una menor cantidad de ronquidos.
Deje de fumar. Si usted fuma, sus probabilidades de roncar son altas. Fumar causa que las vías respiratorias se bloqueen al irritar las membranas en la nariz y la garganta.
Evite el alcohol, pastillas para dormir y sedantes, especialmente antes de acostarse, ya que relajan los músculos de la garganta e interfieren con la respiración. Hable con su médico acerca de cualquier medicamento de venta con receta que esté tomando, ya que algunos al facilitar un nivel más profundo de sueño pueden empeorar los ronquidos.
Establezca patrones regulares de sueño. Cree una rutina para dormir con su pareja y adhiéranse a ella. Entrar juntos en la cama de una manera rutinaria puede ayudarle a dormir mejor y a menudo a minimizar los ronquidos.

Remedios a la hora de ir a la cama para ayudarle a dejar de roncar

Pasajes nasales claros. Tener una nariz tapada hace la inhalación difícil y crea un vacío en la garganta, que a su vez conduce a roncar. Puede hacerlo de forma natural con una olla Neti o probar los descongestionantes nasales o tiras nasales para ayudarlo a respirar más fácilmente mientras se duerme.
Mantenga el aire húmedo del dormitorio con un humidificador. El aire seco puede irritar las membranas de la nariz y la garganta.
Mejore su posición. La Elevación de la cabeza unas cuatro pulgadas puede facilitar la respiración y fomentar el avance de la lengua y la mandíbula. Hay almohadas especialmente diseñados disponibles para ayudar a prevenir los ronquidos al asegurarse de que sus músculos del cuello no estém tensos.
Evite la cafeína y las comidas pesadas dentro de las dos horas antes de irse a la cama, especialmente los productos lácteos y la leche de soja.
Dormir de lado. Evite dormir sobre su espalda, ya que la gravedad hace que sea más probable que la lengua y los tejidos blandos se relajen y tiendan a obstruir las vías respiratorias.

Ejercicios de garganta para dejar de roncar

Practicado durante 30 minutos al día, los ejercicios de la garganta pueden ser una manera efectiva de reducir o detener los ronquidos. Pronunciando repetidamente ciertos sonidos vocálicos y colocando la lengua de una manera específica pueden fortalecer los músculos de las vías respiratorias altas y por lo tanto reducir los ronquidos.

Pruebe los siguientes ejercicios para dejar de roncar. Comience lentamente y aumente gradualmente el número de juegos que hace. En algunos casos, puede ser capaz de combinar los ejercicios con otras actividades, como ir al trabajo, pasear a su perro, hacer ejercicio, o tomar una ducha.

Repita cada vocal (aeiou) en voz alta durante tres minutos varias veces al día.
Coloque la punta de la lengua detrás de los dientes superiores frontales. Deslice la lengua hacia atrás durante 3 minutos al día.
Cierre la boca y frunce los labios. Mantenga esta posición durante 30 segundos.
Con la boca abierta, mueva la mandíbula hacia la derecha y mantener durante 30 segundos. Repita en el lado izquierdo.
Con la boca abierta, contraiga el músculo en la parte posterior de la garganta varias veces durante 30 segundos. Consejo: Mírate en el espejo para ver la úvula («el balón colgado») moviéndose arriba y abajo.

Revisa aquí el mejor tratamiento natural para dejar de roncar hoy.

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *